Cómo respirar bien cuando haces ejercicio

La respiración es muy importante a la hora de ejercitarnos, ya que la demanda de oxígeno por parte de nuestro organismo en mayor y es por esta razón que debemos controlar muy bien la respiración cuando hacemos ejercicio.

La respiración, al igual que el resto de actividades físicas, son cuestión de técnica y es necesario que la sepamos para sacarle el mayor partido y obtener resultados sorprendentes. Por ello es necesario que ante todo adquiramos un ritmo constante de respiración, y es que éste será necesario para dotar al organismo de un constante flujo de oxígeno. Al necesitar cantidades mayores al practicar deporte lo que haremos será optimizar al máximo el oxígeno que recibimos. Para conseguirlo es necesario que nos concienciemos y seamos capaces de controlar mentalmente los ritmos de respiración.

Tener una buena técnica de respiración es la base para poder rendir de buena forma mientras hacemos ejercicio, ya que si no respiramos bien no recibiremos el oxígeno necesario y nuestro cuerpo comenzará a fallar.

Cómo respirar correctamente al hacer ejercicio

1. Primero que nada debes ser consciente de tu respiración, respira lentamente y presta mucha atención en la forma que el aire entra en tu cuerpo y se mueve por dentro. Cierra los ojos para lograr una mayor concentración. Intenta disminuir el ritmo de tu respiración enfocándote en la forma que entra y sale de tu cuerpo. De esta forma observarás como tu cuerpo se beneficia por la llegada del oxígeno.

2. Debemos ser conscientes de la inspiración y la expiración del aire, mientras nos ejercitamos, para esto debemos comenzar realizaremos la inspiración de manera rápida y profunda, obteniendo el aire por la nariz y consiguiendo que los pulmones se llenen en su totalidad, de modo que obtengamos la cantidad necesaria de aire para poder enfrentar la actividad.Como segundo paso, inhala por la nariz y exhala por la boca, relajando los músculos de tu cuello y hombros.

3. La expiración, o expulsión del aire se debe hacer de manera más lenta y en dos tiempos, expulsaremos una parte del aire y al segundo el resto. Esto será una manera de aprovechar al máximo todo el oxígeno que entra en nuestro cuerpo y poder afrontar mucho mejor la actividad y sus requerimientos.

4. Cuando hagas un entrenamiento cardiovascular debes llevar una respiración constante y acompasada.

5. Cuando hagas ejercicios de tonificación como abdominales, fondos, abductores, etc., debes tomar el aire en el momento en que estás en reposo para soltarlo en el momento del esfuerzo. En el caso de los abdominales, debes toma el aire cuando estas en el suelo con la espalda bien apoyada y las manos detrás de la cabeza, y en el momento de la contracción del músculo abdominal es cuando espiras.

6. Cuando relajes vuelves a tomar y así sucesivamente.

7. No aguantes la respiración mientras haces el ejercicio porque no podrás hacer más de dos o tres repeticiones sin cansarte y dejar de lado el ejercicio.

8. Por último, cuando termines de hacer tu rutina de ejercicios, busca un sitio cómodo en donde puedas recostarte, coloca una almohada o cojín debajo de tus rodillas. Recuéstate sobre la espalda dejando las rodillas dobladas, apoyadas en la almohada. Coloca una de tus manos sobre tu abdomen y otra sobre tu pecho. Procura que el aire llene tu abdomen y mantén el pecho quieto, hazlo 3 veces, exhala el aire por la boca en 6 tiempos con los labios presionados y mantén los músculos del estomago apretados.

Comments

  1. By emilia

    Responder

  2. By alexia

    Responder

  3. By LEOPOLDO

    Responder

    • By shei

      Responder

  4. By Filiberto Romero

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>