Cómo evitar el dolor después de hacer ejercicio

Cuando hacemos ejercicio, sobretodo al comenzar una rutina de ejercicios, siendo una persona sedentaria que inicia con el ejercicio por primera vez, es normal sentir dolor en el cuerpo luego de hacer ejercicio más aún si no se está acostumbrado, porque los músculos almacenan ácido láctico y es lo que provoca el dolor.

Estos dolores musculares después de hacer ejercicio, son completamente normales y no debemos angustiarnos, ya que estos dolores provienen del aumento en el esfuerzo de los músculos que se han ejercitado con la actividad física. Desafortunadamente estos dolores generan diferentes molestias que terminan acabando con nuestra motivación para ejercitarnos y mejorar nuestra salud y vida.

Por esta razón deseo darte algunos consejos para evitar y prevenir los dolores después de hacer ejercicio.

Consejos para evitar el dolor después de hacer ejercicio

1. Debes tomarte unos minutos para hacer estiramientos antes y después de realizar los ejercicios. Los ejercicios de estiramiento o flexibilidad se hacen después del calentamiento y después de terminar la rutina.

2. Debes también entrenar gradualmente, dosificando tu esfuerzo, no debes hacer todo de una vez ya que tus músculos no están acostumbrados al ejercicio, por eso es tan importante que comiences poco a poco e ir aumentando las series de los ejercicios a medida de tus posibilidades. Debes alternar los periodos de entrenamiento, hacerlos de manera suave y descansar por periodos largos si es que así lo necesitas.

3. En caso de sufrir una lesión en los tendones, debes aplicar hielo sobre la zona inmediatamente finalizado el entrenamiento. Con esto disminuiremos el dolor muscular. Si apareciera una dificultad para mover el músculo que casi lo paralice, entonces aplica calor en la zona y realiza un entrenamiento leve hasta que haya desaparecido el dolor por completo, pero jamás dejes de lado el ejercicio.

4. Toma un baño con agua caliente después de hacer ejercicio, ya que te ayudará a relajar los músculos y podrás retomar tus actividades diarias con completa normalidad.

5. Si al día siguiente persiste el dolor toma baños calientes o alterna caliente y frío. Si aún el dolor no se alivia con el baño y es muy intenso puedes tomar un analgésico muscular.

6. Los masajes también pueden ayudar a relajar los músculos y disminuir el dolor. Puedes  usar una crema refrescante para el masaje y hacerlo después del baño con agua caliente.

7. Toma agua durante y después de la rutina de ejercicios, para hidratarte y eliminar un poco el ácido láctico que es el que produce el dolor.

Comments

  1. By GLADYS

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>